Nuestra Historia

Adoptamos a Puerto Ordaz como ciudad para vivir, dejando detrás el bullicio y transito caraqueño, esto en los años 90, 95, nos dedicábamos a labores de ingeniería, pero siempre inquietos ante la constatación del desaprovechamiento de las bellezas naturales con las cuales Dios premio a Guayana.

Junto a otros visionarios establecidos en la ciudad, tales como Iginio Guevara, Juan Filippi, Efraín Riera, José Campos, apoyados siempre por el inolvidable Francisco Salazar, decidimos aventurarnos en propuestas relacionadas con el turismo.

Fue así como surgió la idea y con ella el Proyecto del PUERTO TURISTICO DEL ORINOCO, PUERTORINOCO.

En virtud de que para esa época nos visitaban entre 7 y 10 cruceros anualmente, los cuales atracaban en los muelles de Palua o de Ferrominiera Orinoco, puertos industriales que no son los adecuados para recibir turismo fluvial.

El Proyecto fue hecho y rehecho con todos los detalles de diseño, construcción, impacto ambiental, estudio financiero, plan de acción social etc. Con una ubicación inicial en el Puerto de Palua , posteriormente en el Centro de San Félix y finalmente en el puerto de San Félix.

Fue presentado por ante diferentes instancias gubernamentales, pero lamentablemente nunca se concretó.

La primera etapa del Proyecto consistió en la adquisición de una embarcación, que permitiese a los pasajeros de los Cruceros, adentrarse en el rio Caroní y en los caños del rio Orinoco, fue así como, se procedió a construir el CATAMARAN PUERTORINOCO en la zona industrial 321 , en la empresa GEASA. El cual ayer zarpo   El día 9 de Marzo del año 2.000   en medio de la alegría y entusiasmo del mundo turístico de la ciudad. Haciendo recorridos turísticos de una o dos horas, en los cuales se puede observar el único espectáculo de la unión de los ríos Orinoco y Caroní , con su explicación científica y la explicación real… la de nuestros ancestros indígenas. También pueden apreciarse los rápidos de Cachamay y el imponente salto de La Llovizna. Para finalmente sumergirse en un rico “bañito” en las frescas y rejuvenecedoras aguas del Caroní.

Al regreso a la Casa Bote, restaurant flotante del cual zarpa el Catamarán, los visitantes pueden degustar ricos platos basados en la oferta piscícola de nuestro ríos.

Los primeros años fueron muy duros, ya que nadie lo conocía y la asistencia era muy poca. Fue al tercer año de operaciones cuando finalmente se logró el punto de equilibrio. A partir de ese momento fue creciendo el número de visitantes y con ellos el conocimiento de esta oferta turística.

Actualmente

En su cumpleaños número 17 las 18 personas que hacemos esta oferta una realidad, estamos orgullosos de saber que el Catamarán Puertorinoco se ha constituido en un icono de Ciudad Guayana, orgullosos de tener una antigüedad promedio de nueve años, y saber que día a día hacemos realidad una oferta de turismo fluvial única y de gran calidad. Nuestra mayor satisfacción la tenemos en la sonrisa y la satisfacción con la cual se despiden nuestros visitantes. Así como el reconocimiento internacional plasmado entre otras en el Premio a la Excelencia otorgado por Trip Advisor.

Confiamos en el futuro, en el crecimiento del turismo en el estado Bolívar y en nuestra ciudad. Seguimos apostando por proyectos viables y exitosos.

Tenemos todo para lograrlo, solo requerimos del visto bueno de las autoridades de la ciudad. Las Nuevas generaciones, llenas de optimismo, y con buena formación, están aquí, para nuevamente hacer de sueños una realidad.